¿Por qué la tecnología nos hace tan dependientes?

No es algo nuevo que la tecnología nos haga tan dependientes. Incluso ya se están presentando algunos fenómenos en donde se presenta una continua necesidad del uso los aparatos tecnológicos. Un ejemplo claro es el Phubbing, que es el hecho de ignorar a las personas con las que estamos debido a que priorizamos estar pendiente del celular más que socializarnos. Entonces, Phubbing es estar con la cabeza gacha mirando la pantalla del celular cuando estamos con otras personas. Esto obviamente es una gran desventaja de la tecnología. ¿Pero por qué estamos tan pendientes de los celulares? ¿Por qué somos dependientes de la tecnología? Siempre queremos estar al tanto de nuestras notificaciones en todo momento ya sea de las redes sociales, o de los mensajes de texto, o algún email que todavía no hemos leído.


Es más que evidente que no estamos dándole la importancia justa y necesaria a la tecnología, sino que la sociedad está excediendo el límite. Es muy común ponerse a jugar a algún juego ya sea en la computadora o en una consola y olvidarse de que hay otra vida, la única vida, la real. Lo otro es virtual, no existe. Estamos todo el tiempo pensando en los nuevos adelantos. ¿Dónde quedó ese tiempo en donde los celulares se usaban simplemente para comunicarse por necesidad y no causando una adicción en mucha gente con las millones de aplicaciones innecesarias disponibles? ¿Dónde quedó ese tiempo en donde los chicos salían a jugar un partido de fútbol en vez de quedarse jugando a la computadora en un ciber o en sus casa? ¿Dónde quedó ese tiempo en donde se compraban dispositivos tecnológicos por necesidad, y no por el consumo irrelevante? Creo que estamos en un punto crítico, donde debemos empezar a darnos cuenta que la tecnología nos está esclavizando y conectando al vacío: un mundo lleno de superficialidad en donde las grandes corporaciones aprovechan nuestros vicios.

Tecnología, Dependencia

Llegó el momento de no ser tan dependientes de la tecnología. Prestar un poco más de atención a las relaciones, a los pequeños detalles de la vida que la llenan de sentido. Los celulares, las notebooks, las tablets o las computadoras no nos solucionan muchos problemas como realmente creemos. Hay que darle el uso que realmente necesitemos. Dominemos a la tecnología antes de que esta nos abata a nosotros.





2 comentarios :