El desarrollo no es lo que parece

Cuando todos hablan de desarrollo, no todos lo toman en todos los sentidos. A lo que me refiero es que hay gente que dice que un país es desarrollado simplemente porque se fija en algunos factores que los favorecen pero en realidad no se toma un pantallazo general de lo que está ocurriendo. Es decir que para hablar del desarrollo hay que fijarse en muchísimos factores y compararlos en una manera proporcional.

Uno no puede decir que si el PBI de un país es alto, este es desarrollado porque también aumentará la desocupación y la indigencia. Uno no puede decir que un país es desarrollado cuando la economía ha crecido en los últimos años o porque se han estado haciendo más investigaciones relacionadas a la tecnología. Porque esto puede ser así, pero quizá una de cada dos personas no termine la secundaria, y entonces ya no sería desarrollo.

Esto nos quiere decir que el desarrollo no se define con un solo parámetro, sino que con muchos. En consecuencia, el desarrollo ya no es lo que era en un pasado, sino que ha cambiado a lo largo del tiempo. Lo que sucede es que decimos que un país es desarrollado solamente porque sabemos un factor que lo favorece, pero la verdad es que hay muchísimos otros factores que no sabemos y que los ignoramos completamente. El tiempo hace al desarrollo ya sea en cuanto a la tecnología, en cuanto a la economía, educación o sociedad. Lo único cierto es que para hablar de desarrollo hay que estar informado de muchísimos factores que influyen en el mismo.





0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada