¿Vale la pena cambiar el celular cada poco tiempo?

Compramos un celular y ya estamos pendientes de los que todavía no han sido lanzados al mercado. Es normal querer cambiar el móvil porque creemos que nos estamos atrasando con respecto a los adelantos de la tecnología, y esto puede ser un inconveniente porque estamos atrapados en el capitalismo actual. Ya hemos escrito acerca de que la tecnología actual nos está esclavizando y no nos estamos dando cuenta. Hay que empezar a creer que hay un límite en donde los celulares dejan de ser una necesidad. Es por ello que no creo que sea una buena idea cambiar el celular cada poco tiempo porque no hay una razón sensata y prudente para hacerlo. El que lo hace siente que siempre está un paso atrás de la línea reciente de la tecnología celular, intentando siempre alcanzarla, pero eso es imposible, por el simple hecho de que cada día significa un adelanto increíble dentro de la electrónica y la informática, dentro de los rumbos más importantes.

El iPhone 5s, el Samsung Galaxy S4 o el S5, o el LG G2 son algunos de los celulares que todos quieren tener. Sin embargo, nadie se pregunta por qué. Todos abrazan ideas utópicas de publicidades que nos rodean cotidianamente. Cámaras de fotos de increíble resolución, identificación de funciones mediante sensores de gestos o movimientos, son algunos de los factores que atrapan. ¿Pero esto realmente nos va a cambiar una parte significante de nuestras vidas? No lo creo. Las grandes corporaciones tienen un negocio increíble mediante estos productos que venden a la sociedad, y siempre creemos que son realmente imprescindibles para nuestro futuro, sin explicarnos realmente por qué. Allí está su gran emprendimiento. Pero nosotros como clientes tenemos que darnos cuenta que el fin de los celulares era otro: poder comunicarse.

Celular, Cambiar, Marcas
¿Cambiar el celular seguido puede traernos beneficios?
No digo que no haya aplicaciones que sean útiles, como por ejemplo la radio FM, o para escuchar música o sacar alguna foto. Pero no nos conformamos con esto y somos capaces de pagar muchísimo dinero por un artefacto que no tiene sentido. También, los adolescentes suelen ser adictos a los móviles, y esto es otro grave problema debido a que estar jugando todo el tiempo a juegos, o estando en redes sociales mirando la pantalla durante horas prolongadas, significa una decadencia importante en la sociabilidad de los mismos. Es por ello que no vale la pena cambiar el celular seguido porque estaríamos esclavizandonos de la tecnología sin un real beneficio o siquiera sentido frente a empresas que se llenarían de dinero. ¿Qué pensas al respecto?





0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada